Que son las grasas TRANS

Son grasas insaturadas que se forman en el procesado industrial de algunos alimentos conocido como hidrogenación, durante el cual cambian su configuración y pasan de ser grasas insaturadas a grasas saturadas, convirtiéndose de grasas líquidas a sólidas.

Los ácidos grasos trans tienen características muy útiles para la industria, como su mayor conservación, punto intermedio de fusión y son de bajo coste, lo que hacen que sean ampliamente utilizadas.

Sin embargo, en los últimos años ha surgido una gran cantidad de evidencia que muestra que las grasas trans son un factor de riesgo significativo de sufrir un evento cardiovascular y parecen estar involucradas en los proceso de inflamación, diabetes y cáncer.

El consumo de ácidos grasos trans provoca en el organismo un efecto más negativo que la grasa saturada ya que aumenta los niveles de colesterol LDL (malo) y triglicéridos y también reduce HDL colesterol (colesterol bueno) en sangre, favoreciendo estas enfermedades.

Por ello, organizaciones internacionales como la OMS (Organización Mundial de la Salud y la OPS (Organización Panamericana de Salud )recomiendan eliminarlas o que su consumo sea tan bajo como sea posible.

¿QUÉ ALIMENTOS LAS CONTIENEN?

La mejor forma para identificar si un producto contiene o no grasa trans es leer la información que ofrece la etiqueta del producto. En la lista de ingredientes es donde se indica si el producto tiene grasas hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas (indicativo de que el producto podría contener grasas trans).

Según los criterios la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo de grasas trans deben representar menos del 1% de las calorías diarias ingeridas, aunque evitarlas es realmente difícil, a no ser que se siga una dieta muy estricta.

Los alimentos que suelen tener grasas trans son: las margarinas, repostería y confitería industrial, comidas rápidas (como hamburguesas y nuggets), aperitivos, snacks y galletería en general, entre otros.

Fuente:

Ballesteros-Vásquez y cols. Nutr Hosp. 2012;27(1):54-64. M. N.

Disposible en:

http://scielo.isciii.es/pdf/nh/v27n1/07_revision_06.pdf

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.