EL ESTRÉS, TAN NOCIVO COMO LA COMIDA RÁPIDA PARA LA SALUD DIGESTIVA

Así lo reveló un reciente estudio publicado en Nature, que demostró que el intestino de roedores sometidos a un estrés continuo se modificó hasta parecerse a la de los sometidos a una dieta rica en grasas.

La permanente exposición a situaciones de estrés puede decantar en enfermedades físicas o psíquicas. Es sabido que la vida actual conlleva niveles de estrés mucho mayores de los que el ser humano puede tolerar sin riesgos para su salud. Así es que las consecuencias no son sólo psíquicas, sino también físicas para quienes se exponen a más tensión de la «saludablemente» tolerable.

«La manera en que experimentamos las situaciones que vivimos determina la forma en que reaccionamos. Pero para cada uno de nosotros, los factores que nos estresan (los que nos hacen sonar nuestra alarma) son diferentes», explica la psicóloga y escritora Celia Antonini.

Lo que ahora se supo es que la tensión provocada por el agobio constante a la que se llama estrés perjudica la salud digestiva, del mismo modo que lo hace la comida chatarra.

Un trabajo realizado por científicos de la Universidad Brigham Young (Estados Unidos) y la Universidad Jiao Tong de Shangái (China) demostró que la microbiota intestinal –el conjunto de bacterias que viven en el intestino y son clave para el organismo– de los ratones sometidos a un estrés continuo cambió hasta parecerse a la de los roedores sometidos a una dieta rica en grasas.

Científicos hallaron que el estrés es tan dañino para la salud digestiva como la comida chatarra (Shutterstock)

El hallazgo se suma a recientes estudios, que aseguran que la abundante flora bacteriana que habita el sistema digestivo puede alterar el estado de ánimo y comportamiento. El intestino funcionaría como un segundo cerebro y cambiar sus microorganismos podría guardar una relación directa con los niveles de estrés.

FUENTE:

https://www.infobae.com/salud/2017/11/09/el-estres-tan-nocivo-como-la-comida-chatarra-para-la-salud-digestiva/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.