Cada vez son más frecuentes las consultas de personas con síndrome de intestino irritable. Éste es un trastorno intestinal funcional reincidente, que se caracteriza por dolor abdominal, cambio del hábito intestinal, así como distensión abdominal. Todo esto en ausencia de causas orgánicas detectables. 

SINTOMATOLOGÍA

Los síntomas en el síndrome de intestino irritable varían, y a menudo se asocian con la ingesta de algunos alimentos y característicamente con la defecación. 

Dentro de los síntomas comunmente descritos se destacan:

  • Dolor o molestia abdominal
  • Hinchazón
  • Distensión
  • Borborigmo
  • Flatulencia
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Alternancia entre diarrea u estreñimiento 

TRATAMIENTOS

La modificación de la alimentación a través de la exclusión de ciertos alimentos puede mejorar la sintomatología, pero puede resultar difícil lograr identificarlos. 

Actualmente para esto se utilizan dietas de eliminación, con una posterior reintroducción, hasta encontrar aquellos alimentos causantes de molestias. 

DIETA BAJA EN FODMAP

Una de las propuestas para el tratamiento nutricional del síndrome de intestino irritable, es la dieta con bajo contenido en FODMAP. La misma consiste en reducir durante algunas semanas el consumo de algunos tipos de hidratos de carbono (oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles). Luego se reincorporan gradualmente y por grupos, para detectar las verdaderas intolerancias y poder personalizar las indicaciones nutricionales. 

La dieta baja en FODMAP fue desarollada en la Australia, en el 2008 y a partir del 2011 es parte del protocolo de tratamiento en Reino Unido. La mejoría de los pacientes oscila de un 70% a un 75% de los casos.

La dieta baja en FODMAP consta de 3 etapas. En primer lugar se eliminan los alimentos ricos en FODMAP, en una segunda etapa se reintroducen gradualmente estos alimentos identificando aquellos alimentos menos tolerados. Y finalmente, una tercera etapa donde se realiza un plan de alimentacón personalizado, limitando los alimentos que producen molestias.

Estas restricciones deben recomendarse por un tiempo máximo de 3 semanas (largos períodos podrían producir cambios negativos en la flora intestinal), para poder valorar su eficacia.

Algunos estudios reportan mejorías como:

  • Menos frecuencia de sensación de urgencia defecatoria
  • Mejoras en la frecuencia del transito intestinal
  • Mejor consistencia de las heces
  • Menos sintomatología como la de sensación de molestia, hinchazón abdominal y producción de gases
  • Mejora del ánimo y sociabilización

PRECAUCIONES

En algunos casos, las personas intentan realizar la dieta pero de manera inadecuada, lo que conlleva a la conclusión de que la dieta no es efectiva. Por tanto, es muy importante asegurarnos que lasrecomendaciones nutricionales se hayan indicado correctamente.

A su vez, hay que evitar que se realicen recomendaciones erróneas o muy restrictivas, que pueden causar estrés en los pacientes e incluso aumentar el riesgo de deficiencias nutricionales, pudiendo, no solo no ser efectivo, sino que agravar la sintomatología.


Lic. Nataly Moreira. Publicado en Revista Opción Médica – Pág: 4 – 6 . Año 10, No.77, Marzo 2019.

Disponible en: https://www.opcionmedica.com.uy/2019/04/06/edicion-n-77-marzo-2019/

2 comentarios
  1. ROSSANA
    ROSSANA Dice:

    Me gustaria recibir más información sobre colon irritable ya que hago el tratamiento al pie pero tomo la mayor medicación que hay

    Responder
    • Nataly Moreira
      Nataly Moreira Dice:

      Hola Rossana! Gracias por escribir en el blog. Respecto al colon irritable y su tratamieno nutricional, la propuesta terapéutica que se esta manejando es la dieta baja en FODMAP. La misma no es curativa, ni remplaza el uso de la medicación, pero contribuye a la regulación de los síntomas en la mayoria de los pacientes (3 de cada 4 pacientes). Si quieres conocer mas de como realizarla no dudes en contactarme! contacto@nutriasesoria.com Te mando un saludo!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *